¿Cómo empezar a ser un profesor particular?

Ser un profesor particular es una función que muchos profesores, docentes y, en general, personas con vocación por enseñar o por ayudar a otros a aprender se plantean en algún momento, sobre todo, porque las clases particulares suponen una excelente primera toma de contacto con la enseñanza y un buena forma de adquirir experiencia práctica enseñando a aprender.

ser un profesor particular

Aunque ser profesor particular tiene sus ventajas…, y que la vocación de la docencia es clave para el éxito de las clases, también hay que tener algunas nociones de márketing y publicidad, después de todo, lo que los profesores partiuculares hacen es «vender» su tiempo y su formación. Así que saber por dónde empezar con buen pie, puede ser una primera base para convertirse en un profe particular de hecho.

¿Cómo empezar a ser un profesor particular?

Tener claro qué significa ser un profesor particular

Dar clases particulares, una opción para superar la crisis o una forma de obtener un dinerito extra, que nunca viene mal, pues sí, es cierto que las clases particulares pueden ser un negocio rentable, pero ser profesor particular, antes que nada, es un compromiso y una responsabilidad.

Un alumno que necesita ayuda con los deberes, ayuda para aprobar una materia o que quiere mejorar sus habilidades en un idioma, confía sus metas a un profesor particular pensando que este podrá ayudarle, así que antes de empezar a ser profesor particular, habrá que tener claro que es posible ayudar a conseguir esos objetivos.

Elegir bien las materias a impartir

Profesores particulares capaces de impartir todas las materias no hay muchos, por cuestiones lógicas, lo que sí hay son muchos anuncios de profesores particulares que se postulan para clases de una larga lista de asignaturas. Un buen profesor particular es aquel que, además de saber enseñar,  cuenta con conocimientos específicos de las materias que imparte, es más, las clases particulares más efectivas son aquellas en las que el profesor es capaz de trasmitir su pasión por aquello que enseña.

Así que, hay que tener muy claro cuáles son realmente las materias que gustaría realmente enseñar que, por lo general, son aquellas de las que se tiene más información y de las que resulta atractiva la idea de buscar recursos para aprender o para enseñar más allá del mero objetivo de ir avanzando…

La redacción de un buen anuncio de clases particulares

Ahora sí, si está clara la intención de ser un profesor particular con la responsabilidad de ayudar a otros y se han elegido aquellas materias en las que realmente se puede aportar algo, hay que proceder a redactar un anuncio atractivo, teniendo en cuenta el tipo de alumnos para captar su atención.

La publicación del anuncio de clases particulares en buscadores de profesores permite mayor visibilidad del anuncio y, además, algunos buscadores incluyen interesantes extras, como los sistemas de valoraciones de profesor que pueden ser excelentes si se tienen en cuenta los dos pasos anteriores.

Comenzar a ser un profesor particular ofrece un montón de posibilidades de enseñar y de ayudar a otros con sus objetivos académicos, pero también de aprender y mejorar con cada nuevo alumno.

Deja un comentario