es mejor profesora a domicilio o academia

¿ Es mejor profesora a domicilio o academia?

En la búsqueda de la mejor opción para recibir clases de apoyo y refuerzo escolar, muchos padres se preguntan si es mejor profesora a domicilio o academia. ¿Cuál es la opción más adecuada?

es mejor profesora a domicilio o academia

No siempre es fácil determinar si es mejor profesora a domicilio o academia cuando se trata de buscar las mejores clases para niños o adolescentes, lo cierto es que las academias ofrecen algunas interesantes ventajas que no hay que perder de vista, pero una profesora a domicilio también aporta notables beneficios que pueden repercutir de forma positiva en el aprendizaje del alumno.

¿ Es mejor profesora a domicilio o academia? Aquí están algunas claves para hacer la mejor elección

Al elegir profesora a domicilio…

El niño no tendrá que desplazarse hasta el centro, así que podrá aprovechar todo ese tiempo para hacer deberes o para estudiar. Además, al encontrarse en su domicilio, se sentirá en un entorno seguro y que conoce, lo que puede favorecer su concentración.

Por otro lado, al ser un profesor a domicilio, toda la atención y todo el tiempo de clase se destinarán al niño y, por lo tanto, el progreso será mayor. En niños tímidos o a los que les cuesta adquirir confianza con adultos, las clases privadas suponen mayor atención, pero también la creación de un entorno de confianza en el que el niño se sentirá libre para preguntar.

Sin embargo, precisamente porque la atención es personalizada y porque es el profesor el que se desplaza hasta la casa del alumno, el precio por clase suele ser bastante más alto.

Al elegir academia…

La academia ofrece la tranquilidad a los padres de no tener que hacer una selección de profesores, el centro cuenta con docentes que habrá contratado en base a sus méritos.

A pensar de que muchos centros ofrecen posibilidad de clases en grupos reducidos, es difícil encontrar uno con clases particulares y, por lo tanto, el tiempo de cada clase se comparte con otros alumnos y la atención es menor. Ello puede no ser de gran importancia cuando se trata de niños  capaces de estudiar o avanzar la tarea de forma autónoma y cuando no tienen miedo a preguntar sus dudas, pero sí que puede reducir su progreso si no se cumplen estos requisitos.

Las academias ofrecen clases de repaso en grupo, por lo que es posible elegir un centro al que acudan amigos o compañeros de clase, de forma que el niño encuentre un motivo más para ir; sin embargo, también puede hacer que el niño se distraiga con mayor facilidad y pase mucho tiempo de la clase hablando o jugando.

Al tener que desplazarse hasta el centro, los padres o un adulto responsable tendrán que encargarse de llevar y recoger al niño o, al menos, asegurarse de que este conoce bien el camino. En este sentido, no todos los centros de estudios y academias llaman o avisan a los padres cuando los adolescentes no acuden a clase.

La decisión sobre si es mejor profesora a domicilio o academia dependerá de cada niño, aunque con estos consejos seguro que es más fácil hacer una elección acertada.

Para saber más: Academia o clases particulares: ¿Qué elegir para recuperar el curso?

Deja un comentario