cuándo comenzar con las clases de apoyo

Inicio del curso: Cuándo comenzar con las clases de apoyo

Arranca un nuevo curso escolar con todas las cosas positivas que ello suponen, como reencontrarse con los compañeros de clase, estrenar libros y ropa de clase nueva o conocer a los nuevos profesores. Pero el nuevo año también suele traer la idea de que hay que buscar un profesor particular, y la duda sobre cuándo comenzar con las clases de apoyo.

cuándo comenzar con las clases de apoyo

Ahora que el curso comienza pueden pasar tantas cosas: que este año no sea tan complicado, que los contenidos no resulten tan difíciles, que las dudas comiencen mucho más adelante… Así que muchos padres y alumnos piensan que la búsqueda de clases de apoyo se puede retrasar un poco, ¿es aconsejable esperar?

Inicio del curso: Cuándo comenzar con las clases de apoyo

Las clases particulares de apoyo escolar son una inversión de la que se esperan resultados concretos, en forma de mejora en las notas e, incluso en forma de aprobados de las asignaturas que resultan más difíciles, por ello, es importante tener claro que, cuando antes se comience con las clases, mayor sera el éxito de los resultados.

Al identificar cuándo comenzar con las clases de apoyo hay que tener en cuenta que, si el curso anterior hubo dificultades para conseguir el aprobado y, sobre todo, si en verano no se han reforzado los contenidos, es más que probable que el arranque del nuevo curso escolar traiga de nuevo las dudas y problemas que ya aparecieron durante el curso anterior. En ocasiones, los profesores del nuevo curso realizan un repaso de los contenidos básicos del año anterior, pero esto no siempre es así, y el alumno se puede encontrar con carencias de base. Así que es recomendable plantearse iniciar con las clases de apoyo escolar al comenzar el curso o, incluso, antes de que las clases comiencen, para así repasar los contenidos principales del curso anterior y para preparar una buena base para los nuevos contenidos del curso.

Por otro lado, puede que el alumno nunca haya tenido problemas para superar materias y exámenes, pero a medida que el nuevo año escolar sigue su marcha, este empieza a tener dificultades para seguir con los temarios, para desarrollar y realizar los deberes y ejercicios de forma autónoma e, incluso, para estudiar y superar los exámenes de forma exitosa. En este caso también es frecuente preguntarse si hay que buscar y cuándo comenzar con las clases de apoyo. Para ello, es conveniente conocer con el profesor o profesores los motivos para este cambio y, en caso de que sea necesario apoyo con el curso o con algunas materias, buscar una solución en forma de clases particulares tan pronto como se detecte el problema, ya que retrasar el momento de cuándo comenzar con las clases de apoyo puede derivar en un aumento de las dudas del alumno y acentuar el problema.

En cualquier caso, es mejor comenzar con las clase de apoyo antes de que ver los resultados en los exámenes, porque el refuerzo de contenidos desde el principio hará que los temarios se comprendan poco a poco y que se puedan resolver dudas a medida que el curso avanza, pero un trimestre suspenso se arrastrará hasta final de curso…

Deja un comentario