Cómo son las clases particulares

Quien nunca ha recibido formación particular y está valorando esta alternativa entre sus opciones para aprender algo, seguro que se pregunta cómo son las clases particulares. Lo habitual será que pregunte a familiares y amigos en busca de información y asesoramiento sobre las ventajas clases particulares como forma de aprendizaje, y también sobre los inconvenientes.

cómo son las clases particulares

Claro que, en función de la experiencia (buena o mala) de quien ya ha recibido clases, la primera opinión sobre cómo son las clases particulares puede variar mucho, si los «asesores» han tenido buenos profesores particulares, hablarán bien de la experiencia, pero si no, puede que el alumno que busca clases particulares esté a punto de perder una excelente oportunidad para formarse y aprender a su ritmo.

Cómo son las clases particulares

¿Improvisadas?

Aunque hay quienes entienden las clases particulares como un tipo de formación «de andar por casa», cuando se confían en un profesor particular con experiencia y formación puede que se realicen a domicilio, pero no serán un tipo de formación sin preparación. De hecho, la mayoría de profesores particulares preparan sus clases para ayudar al alumno a conseguir sus metas académicas y formativas, la improvisación no forma parte de lo habitual dentro de la formación particular, solo en el caso de que el alumno tenga una duda puntual.

¿De éxito?

Cuando se buscan clases particulares, se hace presentado en los resultados, así que preocuparse por el éxito es normal. Lo curioso es que siempre que las clases particulares van mal, se echa la culpa al profesor, mientras que si van bien, los méritos son del alumno…

No sería justo tampoco pensar lo contrario, pues no todo el mérito de las clases particulares de éxito está en el profesor, como tampoco en el alumno, pero lo cierto es que el nivel de implicación y esfuerzo del alumno está directamente relacionado con el éxito de las clases.

¿Caras?

Cómo son las clases particulares es una pregunta que suele ir acompañada por ¿qué precio debo pagar por una clase particular? El rango de precios es amplio, y ante este panorama es difícil no crees que puede que haya profesores particulares que «se suben a la parra». Pero preparar una clase particular excelente requiere de tiempo, de preparación, de formación… y todo ello se ve reflejado en el precio.

Las clases particulares deberían ser entendidas como una inversión, y es el alumno el que decide qué precio dar a su formación. Por supuesto, no siempre lo más caro es lo mejor, ni lo más barato lo peor, pero para no arriesgar, lo mejor es elegir, como poco, las tarifas «medias».

¿Una buena opción para aprender rápido?

De nuevo, aquí no se puede cargar todo el peso a las clases y al profesor, ya que el alumno también tiene su parte de trabajo, pero, de forma general se puede decir que si el alumno está dispuesto a formarse (y a poner de su parte) y elige un profesor particular preparado y con experiencia, las clases particulares 1-a-1 son una excelente herramienta para avanzar en el aprendizaje con rapidez.

Ahora que ya sabes un poco más sobre cómo son las clases particulares, no suenan nada mal como opción para aprender de manera personalizada, ¿verdad?

 

Deja un comentario