Si quieres que el suspenso sea cosa del pasado, confía en clases particulares de Historia

Datos, fechas y conceptos, además de un comentario de texto, resúmenes, esquemas y exposiciones… Son cosas del pasado, ¿A quién le importan? Desde luego a tu profesor de Historia y, seguramente, también les importen a tus padres o a estos como mínimo les importará que esta sea la Historia la asignatura que suspendas.

clases particulares se historia
¡No permitas que tu historia la escriban tus dudas!

La asignatura de Historia tiene una buena parte de memorización de los temarios y otra de exposición de los contenidos, el examen escrito u oral, lo que implica que hay que tener claro qué paso, cuándo paso, por qué pasó, cómo paso, quién estuvo implicado, dónde ocurrieron los hechos y cuáles fueron las consecuencias. Todo ello, hay que entenderlo tan bien como para hacer una presentación que demuestre que se tiene claro.

Muy fácil decir y quizás no muy difícil pensar en ponerse a estudiar Historia, pero si el resultado no es el esperado después del esfuerzo, o al menos del intento de esforzarse, quizás haya que plantearse la búsqueda de clases particulares de Historia.

Si quieres que el suspenso sea cosa del pasado, confía en clases particulares de Historia

Al hablar de clases particulares en general, se tiene a pensar en asignaturas en las que los problemas radican en la comprensión de conceptos o en la aplicación de principios, o en dificultades propias de enfrentarse a una lengua con diferencias frente a la propia, pero ¿Historia? No hay que entender nada, porque todo son hechos, no hay que aplicar nada, solo exponer y, además en lengua nativa, así que cuando un alumno encuentra dificultades con esta materia su frustración es doble, por un lado, por no poder superarla; por otro, porque en su entorno se considera que es «culpa suya». En muchas ocasiones, asignaturas como esta, desmotivan al alumno para seguir estudiando y condicionan su elección en los estudios.

Sin embargo, los profesores particulares de Historia saben que los problemas con esta asignatura pueden deberse a desorganización de los apuntes para estudiar, a problemas para memorizar conceptos y exponerlos, o a que las explicaciones del profesor no se entienden completamente por el alumno. Por ello, al hablar de clases particulares de Historia no se habla de clases similares a las clases particulares de  Matemáticas, Inglés o Química, sino de un tipo de formación más personalizado y en el que el objetivo es poner solución a las dificultades para aprender y memorizar.

En las clases particulares de Historia se trabajará compresión de hechos históricos y la exposición, pero también se conocerán técnicas de estudio y memorización, esenciales para recordar fechas, datos y puntos de los temarios. La realización de esquemas y resúmenes será parte fundamental para organizar los temarios que resultarán de utilidad a lo largo de toda la trayectoria académica, además, en estas clases particulares de Historia se trabaja el desarrollo de estos esquemas en un texto completo y bien desarrollado. Ni que decir tiene que, además de ahorrar tiempo de estudio, estas técnicas se pueden aplicar a cualquier asignatura y durante toda la vida.

Quien no conoce su pasado está destinado a repetirlo: tú ya sabes que en tu pasado hubo malas notas en Historia por falta de ayuda, así que busca clases particulares de Historia y evita que tu historia se repita.

Deja un comentario