¿Mejor clases particulares a domicilio o recibir alumnos en casa?

¡Vaya un dilema que se presenta con las clases particulares a domicilio! El que implica decidir entre clases particular a domicilio en casa del alumno, o elegir el propio domicilio del profesor como lugar para impartir las clases.

clases particulares a domicilio

Comodidad y posibilidad de encontrarse en un ambiente conocido para el profesor, frente a comodidad y posibilidad para encontrarse en un ambiente conocido para el alumno son las claves de este dilema en el que, en definitiva, una de las partes tiene siempre que ceder… Pero, ¿Es mejor impartir clases particulares a domicilio o recibir alumnos en casa?

Clases particulares a domicilio o recibir alumnos, ¿Qué elegir?

Desde el punto de vista del docente, que será, en definitiva quien tenga la última palabra sobre si acepta ambas opciones o se decanta por impartir sus clases solo en una de ellas, sería importante valorar varios aspectos que determinarán si elegir dar clases particulares a domicilio o si es el alumno el que tendrá que desplazarse.

Alumnos de corta edad

La edad de los alumnos influye al elegir dar clases particulares a domicilio, los niños pequeños no pueden desplazarse solos hasta el lugar en el que se imparten las clases, salvo que esté muy cerca, tienen que contar con que un adulto los acerque. Así que cuanto más pequeños sean los alumnos, más probable será que las clases particulares se realicen en el domicilio del alumno.

La posibilidad de distracciones

Es cierto que en el propio hogar todos nos sentimos más seguros y más cómodos, y por el contrario en un lugar desconocido puede ser más fácil desconcentrarse y distraerse. Por lo tanto, habrá que valorar si los futuros alumnos son propensos a distraerse para elegir clases particulares a domicilio, o no.

En este sentido también cabe valorar si el alumno es especialmente tímido o le cuesta adquirir confianza con el profesor, en el entorno de su hogar se sentirá menos intimidado que en un entorno desconocido como puede ser el lugar en el que imparte las clases el profesor en su hogar.

Un lugar en el que contar con más recursos

No importa cuánto se preparen las clases particulares a domicilio o que se deje poco margen a los imprevistos, estos pueden llegar en forma de examen sorpresa, de duda del alumno, de proyecto escolar… ¡Y hay que resolverlos de forma eficaz! En este caso, estar en casa del profesor suele resultar de lo más práctico, a parte de acceso a dispositivos electrónicos e Internet de alta velocidad (sin tener que pedir ningún favor), seguro que en la zona de biblioteca hay algún libro o material que resultará de gran ayuda.

Así que, si se prevé que en las clases se tendrá que echar mano de muchos recursos de este tipo, vale la pena valorar la opción de recibir alumnos en casa.

¡Nunca se olvidará nada!

Apunte para despistados, o para quienes tiene alumnos propensos a los olvidos. Estar en el mismo lugar en el que se encuentra en material preparado para clases o en el que se encuentra en material escolar ayuda un montón a que estos despistes interrumpan el desarrollo normal de las clases.

Será el profesor el que valore si es de esos que siempre se deja las cosas en casa porque tiene muchas tareas en las que pensar, o tal vez son los alumnos los «misteriosamente» olvidan sus libros y cuadernos para no hacer los deberes…

La opción de contar con un aula o con un espacio de trabajo

La necesidad de un espacio de trabajo cómodo en el que desarrollar las clases, y la limpieza de estas zonas (valorando incluso la presencia de mascotas, alergias, y otros) son aspectos que también se deben valorar, en parte, porque no siempre es posible ofrecer una opción adecuada al alumno y que no implique que el profesor sea el que se desplace…

Por ello, cada vez son más los profesores particulares que valoran alternativas a las clases particulares a domicilio tales como el alquiler de aulas por horas,  así que adquiere un espacio profesional y cómodo para impartir las clases aunando muchas de las ventajas de las clases a domicilio y de recibir alumnos.

Deja un comentario