Clases de deberes, ¿son siempre la solución?

Las clases de deberes son la solución recurrente cuando los niños de Primaria tienen dificultades para realizar sus deberes en el tiempo previsto. Un tipo de clases con un profesor particular que les ayuda a hacer los deberes en menos tiempo para que así puedan destinar el tiempo suficiente a jugar o a otras actividades escolares, además de una solución adecuada para niños con padres que trabajan.

clases de deberes

Rapidez para hacer los deberes, reducir el estrés de tener que ayudar a los niños (y evitar las habituales discusiones), e impedir que los niños sean castigados en clase por no llevar los deberes hechos son motivos que explican el éxito de las clases de deberes a las que cada vez más padres recurren, pero: ¿Son siempre la mejor opción para ayudar a los más pequeños con los estudios?

Clases de deberes, ¿son la ayuda que necesitan?

Cada vez es mayor el número de niños que tienen ayuda de clases de apoyo con los deberes, las conocidas como «clases de deberes» son ya habituales en los centros escolares, y lo cierto es que los niños que las tienen cuentan con la ventaja de llevar siempre los deberes bien hechos. Quienes aún no reciben clases de apoyo, en cambio, no cuentan con esta «suerte», ello explica que cada vez sean más los niños que solicitan este tipo de refuerzo escolar.

Sin embargo, el objetivo de los deberes es reforzar los conocimientos adquiridos en clase y, si los deberes se resuelven sistemáticamente sin que el alumno haya adquirido los conceptos necesarios para comprender la materia, no se habrán conseguido los objetivos de los deberes, aun cuando estén bien hechos.

Además, objetivo de los deberes es conseguir que el niño adquiera rutinas de estudio propias y que se convierta en un estudiante autónomo, cuando los deberes se realizan en el tiempo de clases de deberes, estos hábitos de estudio independiente son difíciles de conseguir ya que el estudiante se acostumbra a contar siempre con un apoyo para el estudio.

El objetivo de las clases de apoyo escolar debería ser el refuerzo de los contenidos adquiridos en clase, mediante el repaso de aquello que se ha aprendido en los últimos días y mediante la elaboración de actividades y ejercicios complementarios. Meta de las clases particulares en Primaria puede ser aprender técnicas de estudio, adquirir hábitos de estudio para exámenes, reforzar contenidos o avanzar en el aprendizaje. Además, este tipo de clases resultan ideales para niños con dificultades en el aprendizaje o para niños con altas capacidades.

Pero los deberes son parte de la tarea que se espera que el niño desenvuelva de forma independiente, una vez adquiridos los conocimientos que se espera, por ello, las clases de deberes no son la mejor opción cuando se pretende que el alumno adquiera conocimientos y, aunque seguramente llevará a diario los deberes bien hechos, ello no implica que haya comprendido cómo se han realizado o que pueda desarrollarlos de forma eficaz en un examen o durante el tiempo de clase.

Deja un comentario