¿De qué soy profesor particular si no puedo dar clases de Mates o Inglés?

Decir que soy profesor particular de Matemáticas o de Inglés despierta el súbito interés de padres y estudiantes que necesitan ayuda con estas dos materias, tan importantes como difíciles de aprobar para muchos alumnos.

soy profesor particular

Pero que las Mates y el inglés estén entre las  clases particulares más demandadas en España no quiere decir que sean la única opción para quien quiere anunciarse diciendo que soy profesor particular para empezar a tener alumnos. ¿De qué se pueden impartir clases particulares? En realidad, de un montón de cosas, solo hace ser un poco creativo para poder ser profesor particular y, bueno, tener en cuenta que siguen a continuación también ayuda bastante a lograrlo…

Soy profesor particular: ¿De qué?

¿Qué asignaturas son las que más te interesan y cuáles son en las que te sientes más seguro?

Primer paso importante, no, importantísimo en las clases particulares es tener muy claro de qué se van a dar clases particulares. Ser profesor «todoterreno» es muy rentable, al menos, en un primer momento, pero la especialización permite conseguir clases de mayor nivel y ayudar mejor a los alumnos que buscan un buen profesor particular.

La pasión o el interés por determinadas materias se contagian a los alumnos, por ello, si soy profesor particular de una asignatura que me gusta, los alumnos lo notarán y el éxito de las clases está asegurado.

Además, centrándonos en una materia o materias muy concretas es mucho más sencillo formarse e informarse para impartir clases de mayor calidad, sin olvidar que las clases particulares especializadas suelen requerir de una cierta preparación de contenidos y ejercicios que, sin embargo, después podrán utilizarse en diferentes clases y adaptarse a distintos alumnos.

La experiencia, un grado

Quizás nunca como profesor particular, pero tener algún tipo de experiencia en la formación o en la ayuda con los deberes a otras personas, como hermanos, hijos, primos o, incluso, amigos puede ser un primer punto de partida para elegir las materias en las que se pueden impartir clases particulares con ciertas garantías de éxito para los estudiantes.

Tal vez, esta experiencia no sea en las asignaturas más conocidas o para los niveles en los que más alumnos, hay pero siempre es una buena forma de empezar «por lo seguro» que con el tiempo se puede ir extendiendo a medida que se aumente la experiencia.

¿Dónde colocarías un cartel anunciándote como soy profesor particular?

Tan importante, o más, que elegir las materias es elegir bien el lugar en el que se colocará el anuncio de clases particulares, en ocasiones, los tablones de anuncios están en lugares de poco «interés» para quien imparte clases con menos demanda, porque los alumnos no esperan encontrar nada interesante allí, en cambio, alternativas como los anuncios online tienen muchas más posibilidades de ser encontrados por el alumno adecuado que, aunque sea por curiosidad, introducirá en buscadores términos como «busco clases particulares de Latín» o «ayuda para deberes de Biología».

No importa no impartir las clases más populares, o no tener mucha experiencia, basta con decidir de qué soy profesor particular para empezar a tener alumnos.

Deja un comentario