España recibe a Bob Dylan en marzo

Bob Dylan, el músico y poeta, visita nuestro país a finales de marzo. Lo hace para interpretar clásicos del cancionero estadounidense y de la década de los 30 y 40. Todavía quedan entradas para disfrutar de esta leyenda de la música en Madrid, Barcelona y Salamanca, así que date prisa y no te quede sin la tuya.

 

Una oportunidad única para escuchar de cerca a todo un referente

Dylan es, hasta la fecha, el único músico galardonado con un premio Nobel. Con más de 30 álbumes a sus espaldas, es todo un referente de la música y cultura del siglo XX y XXI. Ha explorado diferentes estilos musicales y ha llegado más o menos al público mainstream, pero siempre ha destacado por sus letras llenas de poesía. Algunos incluso lo consideran el Shakespeare de su generación.

Este año, su tour, llamado Never Ending, llega a nuestro país. No descansan de recorrer el mundo desde 1988 y ahora tenemos la suerte de poder verlos en tres ciudades diferentes: Madrid, Barcelona y Salamanca. En total, serán 6 conciertos: el 24 de marzo en Salamanca, el  26, 27 y 28 en Madrid, y el 30 y 31 en Barcelona. Muchas oportunidades para ver este espectáculo que incluye canciones de Billie Holiday, Bing Crosby y Louis Armstrong, entre otros.

 

Los comienzos de Bob Dylan

El nombre real del músico es Robert Allen Zimmerman. Nació en 1941 en Minnesota, Estados Unidos, en una ciudad minera. A los 14 se hizo con su primera guitarra y empezó a tocar en bandas de rock and roll. En la universidad, conoció el lado más bohemio de Minneapolis. Le influyó mucho la poesía Beat y el cantante de folk Woody Guthrie. Empezó a tocar folk y adoptó el apellido “Dylan” por el poeta Dylan Thomas.

Con 20 años, Dylan se mudó a Nueva York. Empezó tocando la armónica y un cazatalentos lo vio y firmó con él su primer contrato musical para Columbia Records. En 1962 sacó su primer disco. Al principio, el público no sabía como encajarlo por tratarse de una voz tan personal. Sin embargo, las nuevas generaciones supieron reconocer su talento y lo vieron como un “rebelde con causa”. Por esta época escribió  la famosa “Blowin’ in the Wind”.

 

Dylan alcanza el éxito

Después de lanzar sus dos primeros discos, Dylan ya contaba con una gran audiencia y público que lo seguía. No obstante, decidió cambiar su estilo. En lugar de cantar canciones protesta como había hecho hasta entonces, empezó a escribir composiciones más personales e íntimas. Además, cambió el folk por el rock, lo que confundió bastante a sus seguidores en un principio. Sin embargo, en 1965, Dylan grabó una de sus canciones más famosas, “Like a Rolling Stone”, y volvió a estar en la cima.

Sin embargo, su público seguía confundido y en el festival de Newport de 1965 lo abuchearon. Entonces, alegando una lesión en el cuello, el músico se retiró a la sombra por un tiempo.

 

Diferentes etapas creativas

Después de casi 3 años de descanso, el cantante volvió a aparecer en público en un concierto en memoria de Woody Guthrie en 1968. Su imagen había cambiado por completo: se había cortado pelo, llevaba gafas y barba. Desde entonces, Dylan se alejó un poco de lo que los demás querían que fuera. Cuando todo el mundo pensaba que su carrera había acabado, reapareció para darle un giro de 180 grados.

Al año siguiente, en 1969, sacó el album Nashville Skyline, con el que creó un nuevo género, el rock country. Por su innovación, la Universidad de Princeton lo reconoció como doctorado honorario de música. En estos años también publicó su primer libro, Tarántula. En él, recoge una colección de escritos inconexos con el que quiso dar a conocer su lado de escritor.

De repente, hubo otro giro en su vida después de divorciarse. Se convirtió al Cristianismo en 1979 y durante tres años se dedicó por completo a escribir canciones religiosas. Este cambio de su carrera volvió a confundir al público y a la crítica. No obstante, con su talento, volvió a triunfar. En 1980 le dieron un Grammy por su canción “Gotta Serve Somebody”, una mezcla de gospel y rock.

 

Los reconocimientos que Dylan ha recibido

Los 2000 para él han sido unas décadas cargadas de premios y reconocimiento a su carrera. En 2007 le dieron el Premio Príncipe de Asturias en nuestro país. Lo llamaron un mito vivo y le agradecieron su labor creando la música que representa a toda una generación que quiso cambiar el mundo. Dos años después, sacó otro disco, Together Through Life, que estuvo en el top de todas las listas internacionales.

En lugar de retirarse, tomó por completo el control de su carrera y su 70 cumpleaños lo pilló subido a un escenario. En 2012 sacó su album número 35, Tempest. Más tarde, en 2016 recibió el Premio Nobel de Literatura por “crear una nueva expresión poética dentro de la tradición de la canción estadounidense”. Su legado es innegable e inagotable.

¿Toda una leyenda, verdad? Y todo empezó con la guitarra que se compró con 14 años. Para que veamos que los sueños se cumplen con esfuerzo y talento. Infoclases te ofrece clases particulares a tu medida para que seas un crack de la música. Puedes aprender a tocar la guitarra, el piano o el instrumento que prefieras. No esperes más para ser todo un profesional.

 

 

 

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: